Yanacocha: Fundación Goldman no nos contactó antes de otorgar premio a Máxima Acuña

La empresa afirmó que detrás de las protestas de la familia de Máxima Acuña de Chaupe hay una intención de oponerse a todos los proyectos mineros en Cajamarca y todo el país.

El gerente general de Yanacocha, Javier Velarde, dijo que la Fundación Goldman no los contactó para que puedan dar su versión sobre el conflicto por el proyecto Conga antes de que decidieran otorgarle el premio Goldman a Máxima Acuña.

"A nosotros nos hubiera encantado que la fundación Goldman nos pida información sobre el tema, sabiendo que era un conflicto que involucraba a la empresa, pero nosotros nunca hemos sido contactados por la fundación", señaló en entrevista con el programa La Hora N.

Velarde sostuvo además que la fundación tiene el "derecho de premiar a quien lo considere conveniente", pero creemos consideró que "la opinión pública merece tener la información completa".

Por otro lado, afirmó que detrás de las protestas de la familia de Máxima Acuña de Chaupe hay una intención de oponerse a todos los proyectos mineros en Cajamarca y todo el país.

"Es evidente quiénes son los defensores, abogados o patrocinadores de la señora Máxima Acuña, es la ONG Grufides del señor Marco Arana. Acá se está utilizando un conflicto de tierras para tratar de paralizar un proyecto minero a través de desacreditar a una empresa", agregó. 

Como se sabe, la campesina cajamarquina Máxima Acuña, conocida por su lucha contra el proyecto Conga de la minera transnacional Yanacocha, fue condecorada recientemente con el premio ambiental Goldman. 

En una ceremonia realizada en San Francisco, con presencia de líderes de todo el mundo, la peruana fue presentada como una mujer capaz de enfrentarse a una poderosa empresa en un litigio que terminó ganando a fines del 2014.

"Yo soy propietaria del tragadero grande ‘Las Posadas’, frente a la Laguna Azul. Pero de un momento a otro Yanacocha llegó diciendo que yo lo había vendido y eso es mentira”, explicó Máxima a LaMula.pe en el 2013.

La empresa minera la denunció por el supuesto delito de usurpación de terrenos, pero a fines del 2014, en una especie de batalla David contra Goliat, la campesina cajamarquina le ganó el juicio y la declaró inocente. Hasta febrero pasado, Acuña siguió denunciando persecución y hostigamiento. Lo último que ocurrió fue que destruyeron sus cultivos de papa, hirieron a su perro y amenazaron a su hijo.

Fuente: https://redaccion.lamula.pe/2016/04/27/yanacocha-fundacion-goldman-no-no...